BRUXISMO.

Es muy común que se hable todos los días del habito de apretar los dientes, de bruxismo. Esto tanto en niños como en adultos.
Se le adjudica esto al estrés, la calidad de vida, la ansiedad. ¿Es esto cierto? ¿Estamos todos nerviosos?
En la foto superior se aprecia varios casos de bruxismo con desgaste total de los dientes.

La realidad es que solo el 10% de la población que bruxa o aprieta los dientes lo realiza por nervios, el 90% lo hace por una disfunción en la cabeza y cuello.

¿Qué es una disfunción? Una alteración en su funcionamiento de un elemento. ¿Como reacciona el cerebro si tiene una interferencia en alguna parte de la cabeza y cuello?

La única forma es mediante movimientos musculares, los cuales afecta a los músculos de la masticación, entonces se le denomino BRUXISMO.
¿Tiene cura? ¿Tendré que concurrir al psicólogo?.

No, es probable que padezca de una alteración en su maxilar inferior o columna cervical. Muy probablemente nada grave, que con un tratamiento simple se soluciona.

¿Sirven las guardas o placas odontológicas? NO, no tiene utilidad, debido a que no se toma en cuenta la forma y tamaño de las articulaciones temporomandibulares, ni la relación horizontal de las mismas.

Consulte, su bruxismo tiene solución, sin cirugías, ni tratamientos raros, ni dolorosos, su pregunta no molesta, estamos a sus ordenes.

Dr. Adolfo Pérez Brignani
Mail: painatm@hotmail.com