Mareos

Muchas personas padecen de mareos o vértigos. ¿Son los dos síntomas la misma cosa? No, el mareo es una inestabilidad que el paciente siente o aprecia sobre todo al caminar o al cambiar de posición de su cabeza. El vértigo es la sensación, donde el paciente siente que le giran las cosas o que el gira (el techo, las paredes, etc.).

También las causas son diferentes, pero antes de pasar a examinar por qué y cómo, analizaremos rápidamente la anatomía que se da en la cabeza y cuello.

La sangre llega al cerebro desde las arterias vertebrales que emergen a nivel de la vértebra cervical sexta, pasa por los llamados agujeros vertebrales y desde allí pasa por los agujeros vertebrales de las demás vertebra hasta introducirse en el cráneo por el agujero occipital.

Se aprecia en la figura izquierda, como la sangre llega al cerebro mediante las arterias vertebrales, que pasan por los agujeros del mismo nombre que tienen las vértebras. Pero las únicas vertebras que tiene músculos y que no tiene disco entre ellas son las dos primeras, el atlas y el axis, por lo tanto, cuando hay una contractura a nivel de dichas vertebras, los agujeros para el paso de las arterias vertebrales se estrechan y el flujo de la sangre es menor, el paciente se marea hacia un lado más que al otro.
Por lo que hemos visto, colocando en forma normal la postura de las dos primeras vertebras, al paciente le llegara la sangre en forma normal y no se mareara (método quinésico, sin dolor ni peligrosos).

¿Es difícil esto? No, en forma quinésica (sin realiza iatrogenia o sea algo que afecte a la integridad del paciente), se puede realizar y el paciente vuelve a la normalidad.

Por lo tanto, si usted o algún familiar padece de mareos, consulte, a veces puede tener solución y la misma no es dolorosa ni muy costosa, pero lo más importante es hacer un buen diagnóstico diferencial para poder definir la patología.

Dr. Adolfo Pérez Brignani

Mail: painatm@hotmail.com