VÉRTIGOS.

El vértigo también es una sintomatología muy frecuente, hay muchas causas por las cuales un paciente puede manifestar vértigo. Puede ser etiquetado como:
• Vértigo paroxístico postural benigno,
• Enfermedad de Meniere.
• Neuritis vestibular.

Lo fundamental es realizar un buen diagnóstico diferencial, descartar patologías tumorales o hemorrágicas. Es importante también tener en cuenta una alteración de la articulación de la mandíbula o articulación temporomandibular.
Se aprecia en el corte cadavérico, de la izquierda, una relación entre la articulación témporo mandibular y el oído interno mediante una fisura, que todos poseemos, que es la fisura petrotimpanica. Los pacientes que padecen de vértigo, y que no entran en ninguno de las clasificaciones anteriores, su articulación se encuentra en una posición muy posterior de la cavidad articular.
Los pacientes que padecen vértigos y/o fueron catalogados como las otras enfermedades, que mencionamos anteriormente y después de realizar un buen diagnóstico diferencial correcto, vemos si el paciente no padece de una disfunción de la articulación témporo mandibular, el propio paciente lo puede ver o apreciar, solo tiene que tocarse la zona donde la mandíbula articula con el cráneo, al abrir y cerrar la boca esa articulación se hace notoria, se sentirá si los dos huesos se mueven en forma pareja o si uno se mueve más rápido que el otros, esa forma manera de inspección es primaria y ya el paciente puede decir si puede tener una disfunción.

Se colocan los dedos en ambos lados de la cara, se procede luego a realizar apertura y cierre de la boca, se aprecia que en donde tenemos los dedos el hueso de la articulación de la mandíbula se desplaza, para que sea normal el desplazamiento de la articulación derecha tiene que realizarse al mismo tiempo y con el mismo rango que el de la izquierda.
Si es así, el paciente es normal. Cuando la patología del vértigo viene por alteración de la mandíbula, al colocar la misma en su correcta posición al paciente se le pasaran los vértigos.

Por la tanto el tratamiento del vértigo debido a disfunción cráneo vertebro mandibular es sencillo y el paciente puede ver buenos resultados desde la segunda semana de tratamiento, tratamiento que no se realiza con medicación, no es doloroso ni muy costoso, comuníquese con nosotros, la asesoraremos ante cualquier duda o pregunta que desee.
La articulación témporo mandibular, es la articulación que une el cráneo con la mandíbula o maxilar inferior, una alteración de la misma o disfunción, puede ser una posible causa de zumbido de oídos o tinnitus.

Si vemos la relación que tiene la articulación de la mandíbula con el oído medio y mas precisamente con la membrana timpánica podremos tomar en cuenta esta articulación como una de las causas de los tinnitus.

La articulación témporo mandibular posee un menisco que permite que se realice la articulación entre dos superficies convexas como son la articulación témporo mandibular y la cavidad glenoidea (en pacientes con alteración, pueden sentir como un chasquido al abrir o cerrar la boca).

El menisco esta unido al martillo (uno de los 3 hueso del oído) por un ligamento que se denomina ligamento disco-maleolar. Este ligamento se puede tensar porque el menisco es tirado hacia adelante y tensa la membran timpanicé, produciendo el tinnitus o zumbido.

Dr. Adolfo Pérez Brignani.
Mail: painatm@hotmail.com